Menu

¿Qué tan potable es mi agua potable?


Analiza la calidad del agua y descubre si es apta para el uso y consumo humano.


Hoy en día es muy común el consumo de agua embotellada en botellas de plástico y garrafones o bien el rellenado de los garrafones en establecimientos que se dedican a la venta de agua purificada “a granel”.

Así mismo es ya muy común el uso de filtros purificadores de agua en el hogar, esos prácticos aparatos que se conectan a la toma de agua de la cocina y que con sólo presionar un botón o halar una palanquita, nos permiten obtener un agradable y refrescante vaso de agua, pero se han preguntado alguna vez ¿qué tan eficientes son estos filtros? ¿De verdad hacen que el agua de mi hogar sea apta para mi consumo y el de mi familia?

Si te dedicas a vender estos aparatos, tienes un establecimiento de purificación de agua o cuentas con un purificador de agua en tu hogar, tal vez esto te interese:

El agua para uso y consumo humano, conocida también como agua potable, es aquella que según la normatividad “no contiene contaminantes objetables, ya sean químicos o agentes infecciosos y que no causa efectos nocivos a la salud”. Por lo tanto, debe cumplir con ciertos requisitos como son: el contenido de elementos químicos, sus propiedades físicas y organolépticas además de la presencia de materia orgánica y de las características radiactivas. Estas características se pueden determinar mediante diversos análisis físico-químicos y microbiológicos.

Ahora bien, ¿cuáles son los valores o los límites permisibles que me indicarán si mi agua cumple con los requisitos para el uso y consumo humano?

Para el organismo o empresa operadora del servicio público y redes de abastecimiento de agua potable, la norma NOM-127-SSA1-1994 dictamina los límites permisibles que el agua que proveen debe cumplir. A aquellos que ofrezcan agua potable embotellada o a granel (a través de servicio de llenado) les compete cumplir con la NOM-201-SSA1-2014. Si tienes un equipo purificador de agua en tu domicilio, éste debe cumplir los requisitos de reducción microbiana establecidos en la NOM-244-SCFI-2008 (se sobreentiende que el agua cumple los demás parámetros de la NOM-127 desde antes de ingresar al equipo purificador).

En la tabla que se muestra a continuación, se especifican los diversos parámetros que se determinan comúnmente en un análisis de agua potable, así como los valores o límites permisibles de cada uno.

Cabe mencionar que en el caso de los límites permisibles de metales, se refieren a su concentración total en el agua, la cual incluye los suspendidos y los disueltos.

 Tabla de límites permisibles

Aplica cuando el agua se desinfecta con cloro.
Alternativamente, pueden analizarse con técnicas de cuenta en placa. Para lo cual deben presentar 0 unidades formadoras de colonias.
Aplica cuando el agua se desinfecta con ozono.
Depende del origen. A más de 0,7 mg / L aplican restricciones.
5Aplica si el agua se desinfecta con yodo.
 
Ahora, en el determinado caso de que el agua de consumo no cumpla con alguno de estos requisitos (que exceda alguno de los límites permisibles mencionados antes), lo que se debe hacer es darle tratamiento al agua para que así tenga la calidad deseada. Existen diversos tratamientos para la potabilización del agua, cada uno específico para cada parámetro o característica.